A 007 le gusta el Pop

007-logo

Las peliculas de 007 se caracterizan entre otras cosas, por el tema principal de su banda sonora, que siempre posee ese toque sutil y de distinción que hacen reconocible a Bond, James Bond.

adeleSKYFALL. Adele, 2012.

Adele es una de las mejores voces del panorama musical. Columbia lo sabe, de ahí que haya elegido a la artista británica para componer el tema principal de su última película.

La canción resulta elegante, suntuosa y atmosférica en el contexto de la película. Ganó el Globo de Oro y el Óscar en la categoría de “Mejor canción original”. Su actuación fue el momento más visto de la ceremonia, donde pudimos ver a la cantante derrochando voz y talento.

Madonna-Die-Another-Day-Screenshots-madonna-19721455-482-700DIE ANOTHER DAY. Madonna, 2002.

La canción fue escrita por la cantante y el productor francés Mirwais Ahmadzaï. Es la canción con más éxito de la saga, llegó a posicionarse en el Nº1 de Billboard Singles Sales durante once semanas.

El cameo de la cantante en la película le valió una nominación a los Razzies, pero esto no ensombreció la canción, con una producción impecable muy diferente a los anteriores temas de Bond. La música electrónica, y el auto-tune llenan de ritmo el corte, con un fabuloso video dirigido por los suecos Traktor, donde la diva lucha contra su propio inconsciente.

Sheryl_Crow_PicTOMORROW NEVER DIES. Sheryl Crow, 1997.

La canción fue interpretada por la cantante estadounidense y compuesta por Bernie Taupin y Elton John.

El tema se caracteriza por la sensualidad de la voz, el sonido de la guitarra y una letra profunda. Fue nominada a los Globos de Oro y a los Grammys de ese año.

La banda sonora del film es brillante al completo, y artistas como K.D. Lang y Moby acompañan a Sheryl en su aventura con el espía más famoso de todos los tiempos, que inspiró a la artista en el videoclip de la canción.

tina_turner_68_goldeneyeGOLDENEYE. Tina Turner, 1995.

La “chica bond” por excelencia interpretó este increible tema compuesto por Bono y The Edge. Fue la primera vez que se utilizaban arreglos electrónicos y de percusión en una canción de la saga.

La canción recuerda con nostalgia a las primeras películas de Bond, con ese toque provocador en la voz rasgada de la cantante.

Fue un éxito mundial, al igual que la película, que supuso el resurgimiento del agente 007.

Adele, una ruptura muy rentable

Adele-6ooooooooooo

Jesse-John-Jenkins-Photoshoot-adele-26602017-1707-2560 copy“21”, el segundo disco de la cantante británica de 24 años, Adele, lleva dos años consecutivos siendo el disco más vendido del mundo.

Tres de sus singles han sido Nº1 en las listas, “Rolling in the Deep“, “Someone Like You” y “Set Fire to the Rain“. El disco ha despachado más de 20 millones de copias, algo inaudito en los tiempos que corren.

File photo of Adele holding her awards for Best New Artist and Best Pop Vocal Album while backstage at the 51st annual Grammy Awards in Los AngelesHa ganado 9 Grammys, 4 Brit Awards, 4 American Music Awards, 1 Globo de Oro, y hasta 1 Óscar. Los dos últimos por la BSO de la película de James Bond, “Skyfall”.

La idea y las letras de álbum, surgieron por la ruptura de la cantante con su pareja de entonces. El resultado fue un disco que va directo al corazón, una mezla de pop y soul lleno de buenas melodías.

Vuelve al estudio tras dos años con un éxito sobreacogedor, junto a una operación en las cuerdas vocales y a su reciente maternidad. Aseguran que la cantante quiere arriesgarse con un nuevo sonido y por ello, ha fichado a  James Ford y Kid Harpoon, productores de Florence & The Machine. Al menos hasta finales de año, no oiremos el resultado.

El disco de un desengaño amoroso ha encandilado a todo el planeta con la experiencia de una jóven cantante que le han roto el corazón, y con ello, ha  conseguido llenarse los bolsillos y el respeto de todos.

And the Oscar goes to…ARGO

01_argo_ipadPoca probabilidad había de que Argo no se llevara la estatuilla dorada. Los académicos quisieron darle una palmadita en la espalda a Ben Affleck, al no haberlo nominado al mejor director, ni al mejor actor, siéndolo todo a la vez él mismo en su película.

Suena extraño pero ha ocurrido dos ocasiones más en la historia de los Oscars que la nominación de mejor película no incluya la de director. En 85 años sólo ocurre 3 veces y una le toca al bueno de Ben. Quizás los académicos recuerden aún “Una Relación peligrosa” con su ex J.Lo. Si te dedicas al cine y tu profesión te obliga a ver esa película debe ser difícil de olvidar.

El premio fuerte y más que merecido de la noche de los Oscars fue a parar a una historia donde un grupo de norteamericanos queda atrapado en una revolución iraní y Affleck es el encargado del rescate, sin entrar en americanadas y basada en hechos reales ocurridos en 1979.